Tan solo tres palabras

Tan solo tres palabras
15 agosto, 2015 Adriana
El Papa Francisco habló, el pasado 3 de mayo durante la catequesis general, de tres cosas tremendamente importantes (e increíblemente simples) que cada vez tenemos más olvidadas en la sociedad. Son solo tres palabras: gracias, perdón y por favor.
Tan simples ¿verdad? Pues tan importantes para el día a día, para que no se nos endurezca el corazón.
Hay tantas cosas que nos gustaría que nos salieran de manera involuntaria: la ayuda; la paz; la comprensión; una mirada limpia, sin juicios; la empatía, el perdón…pero la condición humana es débil y caemos continuamente. La confianza y la rutina nos hacen perder los pequeños detalles de amor con los que más queremos.
De ahí la  importancia de poner esas tres palabras en práctica desde que nos levantamos. Podemos empezar haciéndolo en casa.
  • POR FAVOR. Vivir en familia es compartir todo. Entre otras cosas tu intimidad, tu espacio, tus pensamientos… Muchas veces por el hecho de compartir techo todos los días perdemos la conciencia de esa pertenencia. “El cuarto de mi hermano”, “el diario de mi hermana”, “El bolso de mi madre”, “El libro de mi padre”, “El juguete de Carlitos”. La costumbre y el cariño nos hacen a veces tomarnos unas libertades que invaden las del resto de miembros de la casa. Por eso es importante pedir permiso cada vez que se vayan a hacer las cosas. Con ello demuestras respeto por la vida del otro y le haces ver que entiendes la importancia que tiene para él. “Hay que tener delicadeza y tratar de no invadir, igual que Cristo nos pide permiso para entrar en nuestro corazón”, dice el Papa.
  • GRACIAS. Muchas veces parece que dar las gracias es una señal de debilidad, o que no darlas es una señal de emancipación. Vivimos en una sociedad que exige, que entiende que sus derechos están por encima de todo y que se olvida de agradecer, porque claro, como era lo que me correspondía… Según el Papa “un cristiano que no da las gracias, ha olvidado el lenguaje de Dios”. No podemos olvidarnos nunca de agradecer, tanto a Dios por las mañanas y por las noches como a cada uno de los miembros de nuestra familia ante las cosas más rutinarias, pero sobre todo, ante aquello que más nos cuesta.
  • PERDÓN. El perdón es un círculo. Si no eres capaz de ser humilde y pedir perdón cuando corresponda, no serás digno de ser perdonado cuando metas la pata. “No es casualidad que la palabra perdón se incluyera en el Padrenuestro. En una casa en la que no se vive y practica el perdón el aire es irrespirable. Muchas de las heridas que se generan en el corazón proviene de la pérdida de esta deliciosa palabra: perdóname”, dice el Papa. El perdón es, posiblemente de las cosas más importantes. Por eso Jesús hizo de ello un sacramento. La confesión es el ejercicio de pedir perdón y ser perdonado.
Si empezamos a practicarlo en casa, lo haremos en la calle y lo verán nuestros hijos que lo aplicarán después. Un simple gesto, una sonrisa y tres palabras dichas de corazón son suficientes para cambiar el mundo.
icon box image

Rezando

Rezando

Ideas para rezar

Oraciones del día a día e ideas creativas para rezar en familia

icon box image

Hablando

Hablando

Conversaciones

Temas de fe para hablar con nuestros hijos

icon box image

Viviendo

Viviendo

Nadar contracorriente

Educar siempre en el amor, el respeto y la entrega

icon box image

Celebrando

Celebrando

Calendario Litúrgico

¡¡¡Tenemos tantas cosas que celebrar los cristianos!!!

ÚLTIMOS POSTS

  • Ago262019

    LLENA ESTOS CORAZONES

    Leer más
  • Feb272019

    REZAR SIEMPRE ES UNA BUENA IDEA

    Leer más
  • Oct102018

    Cinco dias, cincuenta años

    Leer más
  • Ene112018

    ¿Cuál es tu nariz?

    Leer más
  • Oct172016

    Cambio de armarios

    Leer más
  • Jul202016

    El Cristo del Buen Viaje

    Leer más
  • Jul122016

    Siete palabras para hacer oración con los más pequeños

    Leer más
  • Jun092016

    Más fuerte que el odio

    Leer más
  • May122016
    Cinco minutos al sol

    Cinco minutos al sol

    Leer más
  • May042016
    NOTEMO

    Notemo, Irene y el sol que entra por el estudio

    Leer más

IDEAS PARA TU DIA A DIA