Respuestas, no promesas

Respuestas, no promesas
22 septiembre, 2015 Miguel Pérez-Laorga

Respuestas, no promesas.

Este es el título de un libro de la Madre Angélica, monja Franciscana y fundadora de la EWTN (Eternal World Television Network).
En este blog intentaremos recomendaros de vez en cuando alguna lectura interesante.
“Respuestas, no promesas” trata de las cuestiones más difíciles que nos toca vivir a todos. Y para cada una de ellas, con ingenio y sabiduría, la Madre Angélica nos da sus respuestas. Anoche “me acuné” leyendo un par de hojas que hablan del perdón que me gustaron y quiero compartir con vosotros.
La Madre Angélica comenta que cuando alguien nos insulta, se aprovecha de nosotros o nos hace daño, no es lo normal sonreírle y pensar: “No pasa nada, le diré a esa persona que le perdono y que no vuelva a hacerlo”. Por el contrario, lo que deseamos es cantarle las cuarenta o darle un bofetón. Ahora es el momento de recordar el Padrenuestro “…y perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden”. Ah! Un trato es un trato.
Cuando perdonamos a nuestro prójimo debemos adoptar una actitud compasiva. Jesús nos dice:”No juzguéis y no seréis juzgados; no condenéis y no seréis condenados”. Cuando no perdemos de vista la realidad de nuestros propios pecados, no nos apresuramos a odiar a quienes han pecado contra nosotros.
La compasión casi siempre emerge de haber vivido “la misma situación”. Una persona que haya vivido el drama de una separación, no juzgará los defectos de otro matrimonio. Un hombre que se haya arruinado en los negocios, no desprecia a otro con dificultades financieras, y de la misma manera un ex drogadicto entenderá al que está hundido por la droga. Si has experimentado algún tipo de dificultades, estarás mejor preparado para comprender los pecados y los fracasos de los demás. Pero ninguno de nosotros lo ha vivido todo, y cuando perdonamos a los demás, debemos ofrecerles nuestra compasión hayamos vivido o no su caso. Cuando somos lo suficientemente humildes para darnos cuenta de que es la Gracia de Dios, no nuestra proeza, ni nuestra bondad innata, lo que nos impide ser más perversos de lo que podamos haber sido, podemos abrir nuestro corazón a quienes más lo necesitan.
El perdón no es un atajo para alcanzar la felicidad, sino una larga senda que conduce a la alegría. Pues adelante, si te duele el corazón hoy mismo puedes decidir curarte con el poder de la Gracia de Dios por medio del perdón. Ah, otro consejo, San Pablo nos dice que debemos perdonar antes de la puesta de sol, es decir, que no te vayas a la cama sin perdonar antes: “No permitas jamás que se ponga el sol en tu ira, ya que de lo contrario facilitarás al diablo un punto de anclaje” (Efesios, 4, 26-27).
icon box image

Rezando

Rezando

Ideas para rezar

Oraciones del día a día e ideas creativas para rezar en familia

icon box image

Hablando

Hablando

Conversaciones

Temas de fe para hablar con nuestros hijos

icon box image

Viviendo

Viviendo

Nadar contracorriente

Educar siempre en el amor, el respeto y la entrega

icon box image

Celebrando

Celebrando

Calendario Litúrgico

¡¡¡Tenemos tantas cosas que celebrar los cristianos!!!

  • Feb102022

    SAN VALENTÍN, ROMÁNTICO Y DESOBEDIENTE

    Leer más
  • Ago262019

    LLENA ESTOS CORAZONES

    Leer más
  • Feb272019

    REZAR SIEMPRE ES UNA BUENA IDEA

    Leer más
  • Oct102018

    Cinco dias, cincuenta años

    Leer más

IDEAS PARA TU DIA A DIA